RADIO ONDA CERO - En Directo - Noticias - Deportes - Podcast - Programas. RADIO ondacero.es no está optimizada para Internet Explorer 6

Descárgate cualquiera de estos navegadores o solicítaselo a tu administrador si te conectas desde un equipo corporativo:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Continuar
PUBLICIDAD
El audio comenzará despues de la publicidad

El Blog de Alsina

Lo del PIB no ha sido cosa de Luis de Guindos sino de Europa

  • ondacero.es |
  • Madrid |
  •  | Actualizado el 25/09/2014 a las 20:21 horas

Les voy a decir una cosa. 
No ha sido cosa de Luis de Guindos sino de Europa. ¡Del Parlamento Europeo!, ésa institución que estuvo en boca de todos los dirigentes políticos de nuestro país durante el tiempo récord de quince días -lo que dura una campaña-. Fue el Parlamento el que bendijo, año pasado, la nueva forma de llevar la cuenta.

Play audio
http://www.ondacero.es//mp_audios3//audios//ondacero.es/2014/09/25/00169.mp3
El monólogo de Alsina: No ha sido cosa de Luis de Guindos sino de Europa
El ministro de Economía, Luis de Guindos El ministro de Economía, Luis de Guindos | Foto: EFE

Dejemos de silbar como si todo el dinero fuera limpio, dijo Europa, y admitamos que hay prostitutas, prostitutos, clientes, clientas y proxenetas; y timbas ilegales, y tabaco de contrabando y tráfico de drogas (por citar sólo los negocios ilegales más conocidos). Admitamos que todo eso está ahí y metámoslo en la contabilidad oficial. Como habría dicho Suárez, “hagamos normal a nivel estadístico lo que ya es normal a nivel de calle”.

Después de todo el PIB no deja de ser la estimación matemática de todos los bienes y servicios que se producen dentro de nuestro país durante un año. Y los servicios ilegales también generan renta porque son servicios. Estos cuatro, en concreto, drogas, prostitución, contrabando y juego (ordénense de mayor a menor en su cuantía) generan unos nueve mil millones de euros. Ocho mil setecientos, dice el Instituto Nacional de Estadística, que adelantándose a la pregunta obligada -dígame, de dónde saca usted eso- explica que ha consultado informes de ministerios y de distintas organizaciones que hacen estimaciones sobre estos flujos de dinero. O sea que sí, que son estimaciones -no hay un registro oficial de actividad entre narcotraficantes-, pero estimaciones conforme a los criterios que marca Europa y con procedimientos similares a los que emplean otros países europeos. Uno de los ejercicios que ahora ya es posible hacer, citando como fuente de autoridad a Eurostat, es en qué países pesan más estos negocios ilegales, dónde aportan más (en proporción) a su renta nacional. Y ahí, atención, lidera Italia, con un punto y medio de PIB delincuencial, digamos.  España anda en el 0,8. El Reino Unido, un 0,6.

¿Sirve para algo más? Bueno, para corregir todos aquellos indicadores que está referenciados al PIB. Por ejemplo, el déficit público, que aunque es una cantidad concreta de euros -73.000 millones de desfase entre gastos e ingresos- acostumbra a expresarse como un porcentaje sobre el PIB: el 6,62 % en 2013. Que ahora, al variar el PIB y mantenerse fija la cantidad de déficit, mengua como tal porcentaje: pasa a ser del 6,46 %. En la estadística parece que sea menos, aunque sigan siendo 73.000 millones. O por ejemplo, la deuda pública, el dinero que debemos a quienes nos han comprado los bonos del Tesoro. En diciembre de 2013 el Estado debía 966.000 millones de euros. Pero éste es, también, un dato que acostumbra a mencionarse como porcentaje sobre PIB. Al incluir este PIB oveja negra, digamos, el PIB dirty, la deuda pasa del 94 % al 92 %. Pero siguen siendo 966.000 millones en 2013 y un billón doce mil millones con el dato de junio.

No ha sido cosa de Luis de Guindos, pero para él -como para sus colegas europeos- la modificación estadística ha sido un regalo. De pronto crecemos sin haber crecido. Pero vamos, estar, estamos donde estábamos. ¿Y dónde estábamos? Pues en fase de moderar el entusiasmo porque la actividad, en el tercer trimestre, ha bajado el ritmo que traía desde primeros de año. Lo que el conde Draco -Mario Draghi- dijo esta semana, que la zona euro pierde fuelle, afecta a la perspectiva económica de nuestro país (menos que otros, pero también a nosotros). Los diagnósticos en ese sentido se han ido amontonando: el BCE, la OCDE y, ayer mismo, el Banco de España. “Recuperación frágil”, decía su boletín, “lastrada por el alto nivel de paro y de deuda”. El 0,6 de crecimiento que anotó el segundo trimestre no parece que se va ya a mantener (menos aún a superar) en esta recta final del año. Y en esto, tirar de drogas y prostitución no sirve porque el crecimiento se calcula comparando con un periodo anterior en el que ya está contabilizado también el PIB dirty.

Mañana el Consejo de Ministros tiene sobre la mesa el update, la actualización de las previsiones económicas. Y aunque habrá mejora de la estimación para este año y el que viene, será menos ambiciosa de lo que se preveía hace un par de meses. Del 1,2 calculado para este año se quedará en el 1,5, probablemente, y en un 2 % de crecimiento para el año electoralísimo de 2015. Tanto insistir en la fortaleza de la recuperación -el asombro del mundo, el milagro de España- puede acabar pasándole factura al gobierno si, como parece, la recuperación se estanca.

Rajoy en China ha echado mano del discurso más entusiasta que conoce: “España crece más que sus socios de eurozona y ha establecido las bases para que eso siga siendo así los próximos años”. El asombro de Europa. Dices: hombre, qué a decir Rajoy de visita en China, sino esto, ¿no?, que somos una bicoca, la perla europea, oiga, no se lo piense más, señor Xi, que nos está llegando dinero a espuertas, invierta, invierta. Que en China se muestre eufórico el presidente entra dentro de sus competencias: un jefe de gobierno de viaje al imperio económico no deja de ser un viajante, un comercial. Que hinche tanto el perro de nuestra recuperación asombrosa aquí, en casa, ya chirriaría más. Ahora mismo, crecer más que nuestros socios de eurozona no parece que sea para tanto viendo lo flojos que están todos ellos, y o empiezan a espabilar ellos o sufriremos el efecto arrastre (ya lo estamos sufriendo).

Por si acaso se tuerce, el gobierno aprovecha ahora para darle con el martillo a este clavo que dice: todo va viento en popa ahora nos podemos ya permitir alegrías que antes no podíamos. Un pellizquito para los funcionarios, de la paga extra que no cobraron en 2012. Una paga de 400 euros para hogares que carezcan de ingresos (de cualquier tipo de ingreso, ni prestaciones ni ningún tipo de renta). Semillitas que va a ir sembrado el Ejecutivo de aquí a final de año. No en China sino en campaña.

Ahora que se cuenta, en fin, en el PIB la droga y la prostitución, le está faltando tiempo a Artur Mas para exigir una balanza fiscal también de esto. Cuánto aporta la prostitución catalana -el Paradise de la Junquera- al conjunto de la prostitución española. El señor Mas hizo hoy saber que firmará este sábado el decreto de convocatoria de su consulta. Pasen la voz. El sábado. Se lo recuerdo intuyendo el alivio que, despejar esta duda, este enigma, este sin vivir, les produce.

Compartir en:
Carlos Alsina
Imagen del Blog

Aquí puedes leer todos los monólogos introductorios que cada día leo al inicio de La Brújula (de lunes a viernes de 20:00 a 00:00). Deja tus comentarios y haz tus propuestas.

Entradas antiguas del blog

Suscríbete gratis a este blog.

Todos los Blogs de Radio Ondacero.es

Buscador

PUBLICIDAD
Blogs Relacionados

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Uniprex antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.